fbpx
1964
Ferrer nace en Sant Llorenç de Morunys (Solsonès) de la mano del abuelo Ferrer -Josep Ferrer- como un pequeño negocio familiar de recolección, conservación y comercialización de trufas y setas.
1964
Ferrer nace en Sant Llorenç de Morunys (Solsonès) de la mano del abuelo Ferrer -Josep Ferrer- como un pequeño negocio familiar de recolección, conservación y comercialización de trufas y setas.
1968
Se construye la nueva nave en Sant Llorenç, donde Ferrer puede ampliar su línea de productos y dar cobertura a una demanda en crecimiento.
1968
Se construye la nueva nave en Sant Llorenç, donde Ferrer puede ampliar su línea de productos y dar cobertura a una demanda en crecimiento.
1985
Ferrer traslada su sede a Santpedor (Bages) facilitando así la comercialización y distribución de sus productos.
1987
Ferrer abre una nueva planta de producción a Moraleja (Extremadura) para poder responder a una demanda que seguía creciendo.
1995
Ferrer amplía su gama de productos, comercializando y dando a conocer las salsas que hasta aquel momento eran recetas familiares. Nace así, la famosa salsa calçots y el tomate sofreído, junto con otras conservas de calidad.
1995
Ferrer amplía su gama de productos, comercializando y dando a conocer las salsas que hasta aquel momento eran recetas familiares. Nace así, la famosa salsa calçots y el tomate sofreído, junto con otras conservas de calidad.
1997
Con la jubilación del fundador de la empresa – Josep Ferrer – , Joan Ferrer, su hijo, asume la gerencia. Una nueva generación Ferrer al frente de la empresa.
1999
Ferrer sigue innovando y trabajando para que la cocina tradicional siga en nuestros hogares, y amplía su abanico de productos con salsas, cremas, caldos y productos semielaborados. Dispone ya de más de 100 productos en su catálogo.
2000
Ferrer se abre camino al mercado internacional a principios de los setenta, pero con el paso del tiempo y el fuerte crecimiento de sus exportaciones, ve la necesidad de crear un departamento propio y destinar parte de sus recursos a reforzar la exportación de sus productos en todo el mundo.
2014
Para celebrar los 50 años de Ferrer llevando alimentos de calidad a nuestros hogares, Ferrer organiza un evento en la Feria de Alimentaria de Barcelona con todas las personas que habían formado parte de su historia.
2015
Innovar, este es el objetivo de Ferrer. Busca adaptar sus productos a las necesidades del consumidor actual, pero sin perder la calidad, el sabor y la tradición. Prueba de ello es su nueva familia de productos refrigerados y de cocina al vacío.
2020
A causa de su crecimiento, Ferrer amplía su planta de producción y ubica su departamento logístico en unas nuevas instalaciones próximas a la sede central de Santpedor.

Nuestro proceso de producción empieza en la selección de las materias primas y no termina hasta que el producto está en tu cocina, cuidando hasta el último detalle.

Primero, el equipo de compras e i+d seleccionan cuidadosamente las materias primas que mejor se adaptan a cada receta Ferrer, y el equipo de calidad sigue minuciosamente todo el proceso hasta la llegada a nuestras instalaciones, fabricación y expedición.  Cuando los ingredientes llegan a Ferrer, el equipo industrial entra en juego para que las recetas tengan siempre los ingredientes necesarios, la cocción adecuada y el tratamiento térmico justo para poder asegurar la durabilidad y calidad de nuestros productos, sin necesidad de conservadores. El último paso es el etiquetado y marcado del producto, para dar al consumidor toda la información.  Y finalmente, la expedición de todos los productos Ferrer hacia el punto de venta, esperando que, después de este largo y cuidado viaje, nuestro producto llegue a vuestros hogares.

nuestro compromiso contigo

El 90% de nuestros productos son sin gluten y tenemos una amplia gama de productos sin lactosa y apto para veganos.

cuidamos el planeta

Sabemos que hablar de sostenibilidad, es algo positivo para una marca pero en este caso en concreto, lo importante son los hechos y no las palabras. Desde Ferrer, somo conscientes que aún nos queda mucho por hacer pero sí hay cosas que ya estamos haciendo: este año hemos ampliado nuestra instalación de placas fotovoltaicas en la fábrica de Santpedor (Catalunya) un 77% y gracias a ello, ya utilizamos energía renovable y hacemos autoconsumo del 98% de la energía producida por las placas fotovoltaicas.

Además, estamos trabajando en la instalación de placas fotovoltaicas en nuestra planta de Moraleja (Extremadura) y el 100% de los envases que utilizamos son reciclables.

En Ferrer pensamos que el planeta es cosa de todos y sabemos que cada gesto cuenta, así que os seguiremos contando…

95%

¿Sabías que el vidrio es un material que se puede reciclar infinitamente sin perder sus propiedades? En Ferrer utilizamos este material en el 95% de nuestros envases. De este modo, producimos menos residuos y contribuimos al ahorro energético.

98%

En Ferrer apostamos por las energías renovables. Durante el 2020 hemos ampliado nuestra instalación de placas fotovoltaicas que permiten hacer un 98% de autoconsumo de la energía producida y así reducir también la producción de CO₂.

La calidad, nuestra prioridad

Todo el equipo que formamos parte de Ferrer trabajamos cada día para mejorar nuestros procedimientos y asegurar la máxima calidad de nuestros productos.

IFS

El certificado de International Food Standard garantiza que Ferrer trabaja para ofrecer productos con seguridad alimentaria mediante una mejora contínua en sus procesos de producción y su transparencia a lo largo de toda la cadena de suministras.

ECO

Ferrer dispone de 2 certificados de producción Ecológica CCPAE que garantiza que los productos han sido elaborados siguiendo las normas de la agricultura ecológica, y que han sido controlados en todo su proceso desde la producción, elaboración, envasado y comercialización.